“Pienso que un héroe es cualquier persona que trata de hacer del mundo, un lugar mejor para vivir”. Maya Angelou

morguefile.com

morguefile.com

En estos días en los que en todos los puntos de España están surgiendo focos de solidaridad. En estos días en los que hemos vuelto a demostrar que somos un pueblo extraordinario con personas extraordinarias. En estos días, quiero escribir un post dedicado a los héroes anónimos. Esas personas que hacen algo por otros y que nadie menciona. El héroe anónimo puedes ser tú. Puede ser tu vecino. Puede ser esa mujer con la que te has cruzado esta mañana. Porque ¡aunque parezca imposible! hay muchas personas a nuestro alrededor que hacen posible que nuestra vida valga la pena.

Os invito en este post a que salgamos un poco de nuestra realidad más cercana, de nuestro pequeño mundo y a que miremos la vida con otros ojos, fijándonos en los demás, atentos a los que nos rodea y observando cómo hay cosas que funcionan y preguntándonos ¿por qué funcionan?

Os pondré un ejemplo. Es domingo. Vamos conduciendo por cualquier calle de nuestra ciudad. Hemos quedado para comer con amigos o familiares. Escuchamos una sirena y miramos por el retrovisor. Es una ambulancia. Nos apartamos para dejarle paso. Lo normal en esa circunstancia es que apenas interrumpamos nuestros pensamientos si vamos solos o nuestra conversación si vamos acompañados. Minutos después llegaremos a nuestra cita y pasaremos una jornada tranquila.

Ahora os pido que hagáis un esfuerzo. ¡Vamos a cambiar la forma de ver esta situación! Vamos a detenernos un poquito. A pensar un poco cuando nos detengamos a dejar paso a la ambulancia. A pensar en el personal sanitario y técnico que va a bordo de la ambulancia. Hombres y mujeres que no pasan el domingo en familia o con amigos. Que están de guardia y gracias a ellos puede que un enfermo, un accidentado tenga la atención que necesita. Podemos pensar en los médicos y enfermeras que esperan en el hospital la llegada de esa ambulancia un domingo. Todos ellos son personas con actitud de entrega, de servicio. Con su trabajo contribuyen a hacer que las cosas funcionen. Y seguro que muchos de vosotros me decís ¡es que es su trabajo! ¡Sí, lo es!, pero la pasión, el corazón, la ilusión que ponen en lo que hacen se nota en el resultado final.

¿Sabes? Esos minutos de pensamiento ¡ya son un reconocimiento hacia ellos! Y cuesta tan poco…

Seguro que si nos paramos a pensar, todos recordamos a alguna persona que ha hecho nuestra vida un poco mejor. De forma silenciosa. Sin esperar ningún tipo de reconocimiento, pero empleando toda su pasión en su tarea. Nos han  dedicado tiempo, atención, nos han ofrecido su mano cuando nos ha hecho falta, han sonreído a ese familiar enfermo en el hospital, nos han dado el buenos días con el café esa mañana tan gris,… No salen en televisión, ni en las primeras páginas de los periódicos. Su historia no se escucha en los informativos de las radios, pero gracias a su determinación, a su buen hacer… ¡el mundo funciona mejor!

En estos días de solidaridad me he acordado de muchos héroes anónimos que han hecho mi vida más agradable. Y vosotros, ¿recordáis a algún héroe anónimo?

¡Os invito a compartir vuestra historia! ¡Os invito a uniros a este pequeño reconocimiento a los héroes anónimos!