social-rsssocial-fbsocial-twittersocial-linkedinsocial-youtube pint

Blog

¿De quién depende tu felicidad?

felicidad (2)¿Eres de los que basas tu felicidad en tu entorno? ¿Sólo eres feliz cuando los demás te lo permiten? ¿De quién depende tu felicidad? ¡Pues de eso es de lo que quiero hablaros en el post de esta semana. Porque detecto que hay personas a las que una fuerte dependencia hacia los demás les impide disfrutar y alcanzar su verdadera felicidad, personas que dependen de cómo sea su relación con el resto para sentirse felices.

Es evidente que vivimos en sociedad y que preocuparnos por el bienestar y por la felicidad de los que nos rodean es indispensable y muy recomendable, pero eso no significa que nuestro día dependa de cómo nos ha saludado hoy el jefe, de la cara con la que nos ha mirado el compañero de oficina o de si mi hijo se ha despedido bien al irse al colegio. Debemos velar por la felicidad de los demás, pero no podemos pretender tenerlo todo controlado, no podemos dejar en manos de otros nuestra felicidad. Porque sería como dejar en manos de otros nuestra propia vida.

Para explicároslo mejor os quiero poner un par de ejemplos:

“Te levantas por la mañana de buen humor, desayunas en familia, te despides de ellos con un beso y te vas a trabajar. ¡Hasta aquí todo sigue su curso! Has hablado de lo que esperáis de la jornada y puede decirse que te sientes feliz… Llegas al trabajo y un compañero con el que te llevas regular esquiva tu mirada cuando entras y se pone a hablar con otro. ¡Un montón de pensamientos se juntan en tu cabeza! ¿Estarán hablando de mí? ¿Me estarán criticando? ¿Estarán hablando mal del informe que presenté ayer? Esos pensamientos, esa mirada esquiva va a determinar toda tu jornada laboral… ¡y lo que es peor! Arrastrarás esa actitud hasta tu casa y se la trasladarás a tu familia porque no puedes quitarte de la cabeza la situación que has vivido en la oficina”

“Te levantas feliz porque has podido acabar todas tus tareas y llegas a clase a la Universidad…todos tus amigos están quejosos, se lamentan de la época de exámenes que se avecina. Critican a ese profesor que a ti te gusta tanto. Apenas hablan… Ya no estás feliz. Tu día se ha estropeado y ni siquiera recuerdas que has progresado un montón en tus estudios”.

¿A qué alguna vez os ha pasado algo similar? ¡Seguro! El impacto de los demás es inevitable. Lo importante es ser consciente e intentar que nuestros sentimientos prevalezcan. Lo que pretendo trasladaros en este post es que seáis conscientes de que vuestra felicidad está dentro de vosotros y que no pretendáis buscarla en función de los demás, en función de la relación que mantenéis con el resto. Es evidente que las emociones se contagian, pero seamos lo suficientemente inteligentes para gestionarlas de tal forma que jueguen a nuestro favor. Es importante poner en cuestión desde que lugar están “hablando y sintiendo” los demás (si eso les impulsa o les limita) y cuidar, mantenernos o contagiarnos de aquellos sentimientos que nos impulsen a ser la mejor versión de nosotros mismos y nos generan momentos de felicidad.

Y para conseguir esto, me gustaría daros unas mínimas recomendaciones:

-Piensa en positivo (siempre).

-No ocultes tus sentimientos (si estás feliz, dilo…compártelo con los demás).

-Céntrate en cosas que te aportan bienestar.

Y…¡sobre todo! Ten muy claro que….

-Tú conduces tu vida, tú eres el piloto…¡toma el control de tu vida y, por supuesto, de tu felicidad!

Esta entrada tiene 9 Comentarios

  1. Miguel says:

    Me parece una muy buena reflexión. Ultimamente me estoy dando cuenta de lo que se queja la gente (la mayoria de veces tonterias) y de lo que nos afecta a nuestra felicidad esas quejas… No debe depender nuestra felicidad de los demas, toda la razón!
    Muchas gracias por los consejos!

    • Luis Galindo
      Luis Galindo says:

      Muchas gracias por tu aportación Miguel y por tu actitud ante la vida. ¡Un abrazo!

  2. miriam Abascal says:

    Muy bueno Luis. Muchas gracias . Para ponerlo en práctica cada día.
    Compartir lo que me hace feliz y pensar en positivo me a ayudado mucho a luchar.

  3. Martha says:

    Muchas gracias por el articulo!!! Cuando trasladas la responsabilidad de tus actos y felicidad a otros, dejas que tu vida la definan los demás.La felicidad depende de uno, y de como enfrentes las situaciones en tu vida.
    “para dias nublados, paraguas de colores” excelente y productivo viernes.

  4. Sonia Diente says:

    Pienso que tu artículo puede dar mucho de sí.
    La felicidad debería depender solo y exclusivamente de nosotros, de como nosotros mismos decidamos afrontar la vida. Pero no es así como bien has explicado.
    Pero en el primero de tus ejemplos cuando el señor se plantea las siguientes preguntas:
    “ ¿Estarán hablando de mí? ¿Me estarán criticando? ¿Estarán hablando mal del informe que presenté ayer?´´
    Para mucha gente la felicidad se basa en ser aceptados o no, aún no estamos preparados para aceptar las críticas (constructivas).
    Deberíamos aprender a no dar importancia a las críticas que no sean tan constructivas, y así todos seriamos mucho más felices. Pero eso no es nada fácil.

    • Luis Galindo
      Luis Galindo says:

      Sonia muchísimas gracias por tu análisis y por tu aportación. Comentarios como el tuyo enriquecen esta página. ¡Un saludo!

  5. Isabel says:

    Muchos directivos confunden ser profesionales con mantener una actitud totalmente distante y altiva. Por desgracia en España es algo heredado y mal entendido, irradiar optimismo cercanía pasión e ilusión por cualquier proyecto o por el día a día se confunde con síntomas de poco profesionalidad, ya que se espera que un proyecto se lleve adelante ordenando, imponiendo etc. Dirijo un equipo de 270 personas y en aumento y creo que si tu gente te ve ilusionada, motivada y con la firme creencia de que estamos consiguiendo algo grande, siempre van a estar ahí y les va a ilusionar crecer contigo.Yo prescindiría o reconduciría a los “paco” que son a las personas que denominó así porque siempre hacen pacontraria…son el no por sistema y todo lo ven negativo.La cruda realidad es que tratan de derribar cualquier atisbo de ilusión de los demás porque ellos mismos creen que no pueden lograrlo. Por contra…hay directivos estupendos con los que da gusto trabajar aprender y son esas personas que ven las cosas objetivamente pero siempre positivos, te dan oportunidad de desarrollar todo potencial y solo con saber que si pintan bastos están ahí tus decisiones y en definitiva tu trabajo diario, es mucho más productivo. Si a lo largo de mi vida hubiese hecho caso a todos lo que me decían que no todavía buscaría mi primer empleo. Gracias Luis te admiro mucho y tu vídeo de reilusionarse lo veo siempre que flaqueo.

    • Luis Galindo
      Luis Galindo says:

      Muchas gracias Isabel por tu aportación. Creo que, por suerte, cada vez somos más los que pensamos que la ilusión es fundamental para desarrollar un buen trabajo y que hacen falta directivos como tú: motivados, optimistas y profesionales. ¡Un saludo!

  6. Yo a pesar de mi edad siempre creí que si los demás me apreciaban yo era feliz y que no lo era cuando me criticaban, pero con estas reflexiones que nos ha dado Ud., gracias, porque ahora me centraré en ser feliz desde dentro de mi. Y como dice en la biblia: “un candil se coloca en la parte más alta para que ilumine a los demás”, nosotros debemos ser felices interiormente y luego sacar de nosotros todo lo bueno que otros puedan apreciar y motivarse a vivir alegres y felices.

Deja tu comentario