social-rsssocial-fbsocial-twittersocial-linkedinsocial-youtube pint

Blog

¿Eliges el lado positivo?

Esta semana de vuelta de vacaciones para muchos os quiero hablar de la importancia de la actitud, de la importancia de elegir el lado positivo de la vida. Porque cómo vivamos la vuelta tras el periodo de descanso depende de la actitud que adoptemos, depende de la elección que hagamos. Y quiero comenzar el post con una historia, la historia de Pepe, un auténtico maestro en elegir el lado positivo de la vida.

lado positivo

“Pepe era una de esas personas que siempre estaba de buen humor y siempre tenia algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, el respondía:

-“Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”.

Trabajaba como responsable de sala de restaurantes y era un jefe único. Varios de sus empleados lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que le seguían era su actitud. Era un motivador natural:

Si un empleado tenía un mal día, Pepe estaba ahí para decirle cómo ver el lado positivo de la situación y hacerle el día mucho más agradable.

Un día, un conocido suyo le preguntó:

-“No lo entiendo… no es posible ser una persona positiva todo el tiempo ¿Cómo lo haces?…”

A lo que Pepe respondió:

-“Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo, Pepe, tienes dos opciones hoy: Puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor. Escojo estar de buen humor”. “Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello”. “Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida”.

-Sí, claro, pero no es tan fácil, le dijo su amigo

-“Estoy de acuerdo, pero he decidido hacerlo ‘fácil’. Requiere consciencia, reflexión y esfuerzo para elegir lo que más te conviene para estar satisfecho con la vida en general, contigo y con los demás”, dijo Pepe. “Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección”. “Tú eliges como reaccionas ante cada situación, tú eliges como la gente afectará tu estado de ánimo, tú eliges estar de buen humor o mal humor”. “En resumen, TÚ ELIGES COMO VIVIR LA VIDA”.

El conocido se quedó reflexionando acerca de lo que Pepe le había dicho y , a pesar de que perdieron el contacto por motivos laborales, con frecuencia pensaba en Pepe cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar contra ella.

Varios años más tarde, Pepe hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio, dejó la puerta de atrás abierta y una mañana fue asaltado por tres ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, temblando por el nerviosismo, equivocó la combinación. Los asaltantes le dispararon. Con mucha suerte, Pepe fue encontrado relativamente pronto y fue llevado de urgencias a un Hospital. Después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Pepe fue dado de alta, aún con varias lesiones.

Seis meses después del accidente los amigos volvieron a encontrarse y Pepe, como siempre, ante la pregunta de cómo estaba, respondió:

-“Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”.

Su amigo le preguntó qué paso por su mente en el momento del asalto.

Pepe contestó:

-“Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: Podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir”.

-¿No sentiste miedo? le preguntó.

-Pepe dijo: “Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asusté. Podía leer en sus ojos: Es hombre muerto. Supe entonces que debía tomar una decisión”.

-“¿Qué hiciste?”

-“Bueno, uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo y respirando profundo grité: ¡Sí, a las balas! Mientras reían, les dije: estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto”.

Pepe vivió por la maestría de los médicos, pero también por su asombrosa actitud”.

Cada día tenemos la elección de vivir plenamente. ¿Os dais cuenta de la importancia de una buena actitud, de una actitud positiva ante los problemas, las adversidades, las preocupaciones o los obstáculos que encontramos a diario?

Como os comentaba al comienzo de este post esta es una época de finales, final de vacaciones, final de viajes, final del descanso…pero también es una época de principios: principio de curso escolar, principio de curso laboral, principio de proyectos… ¿Cómo vas a elegir vivir este mes de septiembre que está a punto de comenzar? ¿Vas a lamentarte porque acaban tus vacaciones o vas a mirar el lado positivo? ¿Vas a quejarte porque empiezas de nuevo a trabajar o vas a dar las gracias por tener ese trabajo que te ha permitido unos días de descanso? ¿Vas a echar de menos cada segundo de descanso o vas a empezar con ilusión una vida que te permita disfrutar todos los días del año, todos los días de la semana…?

Cuando elegimos ver el lado positivo de la vida estamos eligiendo VIVIR, así con mayúsculas. Estamos eligiendo afrontar nuevos retos que nos ofrece el mes de septiembre, estamos apostando por vivir el día a día con la ilusión del que tiene la oportunidad de hacer algo grande cada día.

¿Qué cómo lo hacemos?

-Revisa qué hábitos de tu rutina vacacional puedes incorporar a tu día a día durante el año (paseos al aire libre, conversaciones con amigos o con familia, lectura…) ¡Quizás no es tan difícil sacar un poco de tiempo para ellos!

-Fíjate objetivos (ya sabes ambiciosos, pero alcanzables). Pequeños objetivos que puedas ir cumpliendo y que te hagan sentirte satisfecho.

-Revisa tu actitud…cuando algo no salga como esperabas ¡no te lamentes! Mejor busca cuál es el aprendizaje que has obtenido y qué camino debes tomar para alcanzar eso que tanto deseas…

Y tú, ¿eliges el lado positivo?

Esta entrada tiene 0 Comentarios

Deja tu comentario