tengo ganasHoy tengo ganas, muchas ganas, de compartir con vosotros una experiencia que he tenido recientemente en las Redes Sociales y que me hace decir: ¡Hoy tengo ganas de reilusionarme! ¡Sí!!!! De seguir difundiendo un movimiento del que muchos de vosotros ya formáis parte y me lo hacéis saber cada día con vuestros mensajes en esta página, en la página de Facebook o en la cuenta de twitter…¡Y de tantas y tantas otras maneras en las conferencias, en los mails…!

Hace apenas un mes, se me ocurrió lanzar en el Facebook una frase inacabada. Porque quería que fuerais vosotros y vosotras las que la terminarais. “Hoy tengo ganas de….” Esa era la frase con la que buscaba sacudiros un poco, levantaros, provocar vuestra participación, saber vuestro estado de ánimo, comprobar si ¡de verdad! -como creo- estamos deseosos de salir de esta complicada situación. Y, lo que es más importante, constatar que estamos adoptando una actitud activa, positiva, que nos empuje a salir con el doble de ilusión y el doble de pasión.

¡Pues bien! A propósito de esa frase –que hoy ilustra este post- recibí casi dos centenares de comentarios, centenares de deseos, de anhelos… Aquí sólo resumiré algunos, pero si queréis leer todos no tenéis más que pasar por la página de facebook y buscar esta imagen para comprobar que ¡tenemos ganas!, que ¡queremos salir de este periodo complicado!, que nuestros deseos están por encima de ese ambiente de ‘depre’ generalizada. Porque tenemos ganas de: reír, contagiar felicidad a los demás, ser feliz, ver felices a nuestros hijos, saltar, bailar, compartir, abrazar, soñar, cantar, no perder la ilusión, descansar, disfrutar, compartir ilusión, emprender, empezar, de nuestra familia, de estar un ratito a solas, de un buen café, de superarnos…

¡Qué bonito! Tenemos ganas de VIVIR y es lo que hemos elegido. A pesar de las dificultades, de los tropiezos en el camino, del trabajo extra que nos toca hacer,… ¡Enhorabuena a tod@s! Y gracias, muchas gracias por hacer que el movimiento reilusionarse siga cada día con más fuerza porque: “Hoy tengo ganas de… ¡seguir reilusionando!”

¿Y tú, de qué tienes ganas?  Si aún no lo has hecho y aunque ya lo hayas hecho y te apetece: ¡Cuéntamelo!