imágenes enviadas por Facebook

Collage de imágenes enviadas por Facebook

Hace escasas tres semanas os propuse que enviarais por Facebook y Twitter vuestra imagen de la felicidad. Con vuestra numerosa respuesta, que me empuja una vez más a daros las gracias, me reafirmé en que la felicidad no es sólo un sentimiento o un estado de ánimo sino una manera de vivir la vida. La felicidad se asocia a una imagen particular para cada uno de nosotros, para cada uno de vosotros… Y la mayoría de estas imágenes son cotidianas, del día a día. En compañía de la familia o de los amigos. Recibí fotografías personales de vacaciones en familia, en pareja, con vuestros hijos, con vuestros amigos… Una buena compañía es fuente de felicidad para la mayoría de las personas. También publicasteis imágenes del mar en calma, de la playa, de la montaña, de un buen libro, una obra de arte…de la belleza que despierta vuestros sentidos y os proporciona felicidad. Y, por supuesto, compartisteis imágenes de vuestras aficiones deportivas. El deporte como productor de endorfinas, fuente de felicidad.

Como constatan diferentes estudios y también nuestro “pequeño experimento” en las Redes Sociales, la mayoría de nosotros asociamos la felicidad a los amigos y a la familia. Si es así, ¿qué tal si intentamos pasar más tiempo con ellos? Está claro que las obligaciones a veces nos sobrepasan, que hay momentos de mucho trabajo, de mucho estrés, prisas…pero ¿seguro que no tienes un rato para estar con los tuyos? ¡Son la fuente de tu felicidad! ¿Recuerdas?

Otra situación que nos proporciona felicidad es el contacto con la naturaleza. La vuelta a la rutina, al tráfico, a los atascos de las grandes ciudades nos aleja de ese sentimiento de formar parte de la naturaleza. ¡Pero esto puede cambiar! Seguro que en tu ciudad tienes un parque por el que poder pasear o ir en bicicleta. Algunos vivís en ciudades costeras… ¿Por qué no darse un respiro por la playa a última hora del día o a primera hora de la mañana? Y si lo que te proporciona felicidad es la lectura… ¿Por qué no aprovechar este momento para leer un buen libro sentado en un banco o tumbado sobre la hierba del parque?

Por último me gustaría referirme al ejercicio como fuente de felicidad. La imagen de la felicidad para muchos de vosotros ha sido una bicicleta o unas zapatillas de deporte… No voy a explayarme en los beneficios que el deporte tiene para la salud porque todos los conocéis. Sólo quiero recordaros que no es necesario estar de vacaciones para practicar deporte. Si esto os hace felices… ¿vais a poner excusas a vuestra propia felicidad? Seguro que podéis dedicar unos minutos del día a practicar vuestro deporte preferido. ¡Correr, ir en bici, bailar, nadar…!

Con las imágenes que habéis mandado cuando os propuse que me mostrarais vuestra imagen de la felicidad elegisteis aquello que os hacía sentir bien, que os arrancaba una sonrisa de la boca, que os llenaba de alegría…realizasteis un ejercicio maravilloso. ¡Gracias de nuevo!

Es importante que todos busquemos a diario lo que nos hace sentir bien y por eso cada mañana, al despertarnos, debemos preguntarnos: ¿Por qué me alegro hoy? Esta sencilla frase nos va a permitir empezar la jornada con una actitud positiva. Así que éste es, si me permitís, el primer ejercicio que me gustaría proponeros para cada día. Con esa actitud positiva, predispuestos a encontrar motivos por los que alegraros, seguro que encontraréis más situaciones por las que sentiros felices a lo largo del día.

Y tú, ¿por qué te alegras hoy?