morguefile.com

morguefile.com

Esta semana quiero hacerte una pregunta: ¿A qué esperas para disfrutar de tu familia, de tu trabajo, de tus amigos, de ese café a media mañana o de ese paseo en bicicleta con tu hija? ¿Por qué aplazas tu felicidad?

Hace unos días leí un artículo que llamó especialmente mi atención. Narraba la historia de Tim Wotton, un hombre al que los médicos le dijeron que no viviría más allá de los 17 años a causa de una fibrosis quística. Tim ha cumplido los 43 y ha vivido y vive cada segundo de su vida como si fuera el último. Saborea cada paseo, la ropa que se pone cada mañana, la compañía de su mujer y su hijo, un partido de hockey, la puesta de sol… porque no sabe si será el último.

Dicen que las personas que han pasado por una situación que les ha colocado al borde la muerte aprecian más la vida, que ven cada mañana como un regalo…Tim es un ejemplo de ello. Para él cada día es un regalo que le hace la vida y que quiere disfrutar. ¿Por qué esperar a pasar por una situación de este tipo para apreciar el regalo que cada amanecer nos hace la vida?

No aplaces tu felicidad a una determinada época de tu vida sino plantéate disfrutarla y generarla ya.

No esperes a terminar de pagar la hipoteca, a que tus hijos crezcan, a que lleguen las vacaciones, a que pase el frío… ¡sal, disfruta, aprecia, saborea!!!! Tu vida es AHORA y la capacidad de generar felicidad está en uno mismo.

Mira el ejemplo de Tim y aprende a identificar y a apreciar esos momentos mágicos que te ofrece la vida cada día ¡sí!, cada día. ¿O no es mágico llegar a casa y tener una familia que nos espera? ¿O despertarse cada mañana y contemplar el amanecer? ¿No es mágico compartir unas risas con los amigos o con los compañeros de trabajo? ¿O poder acompañar a tus hijos al colegio y escuchar sus risas? Como dice Tim, “cada día debe estar salpicado de momentos especiales?” Y se toma un tiempo para apreciarlos. Un tiempo que no destina a lamentarse: “No veo la necesidad de quejarme de pequeñas cosas que oigo en la oficina…” ¿Para qué? Es mejor aprovechar el día observando una puesta de sol o el paisaje que contemplamos mientras vamos al trabajo….

¿Y tú? ¿Y nosotros? ¿Somos conscientes de que este momento no volverá a repetirse? ¿Cómo puedes disfrutar AHORA?