social-rsssocial-fbsocial-twittersocial-linkedinsocial-youtube pint

Blog

Los valores y la historia del tarro lleno de piedras

morguefile.com

morguefile.com

Esta semana quiero hablaros de valores y del espacio que dejamos en nuestra vida para ellos, quiero hablaros de lo importante y de lo urgente en nuestra vida. Y por eso, me gustaría contaros una historia que me contaron hace ya unos años y que llamó mi atención.

Se trata de la historia de un experto conferenciante que se encontraba en un auditorio repleto de personas dando una charla sobre motivación. En un momento dado, con toda la audiencia pendiente de su discurso, el orador sacó un tarro de cristal de boca ancha y lo llenó de grandes piedras. Cuando ya no cabían más se dirigió al público presente y les preguntó:

-¿Está lleno el tarro?

Todos contestaron que sí de forma unánime.

-¡Pues no!- dijo el conferenciante. Y sacó de debajo de la mesa un puñado de piedras más pequeñas que se acomodaron entre los huecos de las grandes.

-¿Está lleno el tarro?, volvió a preguntar el experto orador.

Casi todos pensaron que sí, pero alguno empezó a dudar… El conferenciante sacó entonces un saquito de arena y lo vertió en el tarro. La arena se deslizó entre los pequeños huecos y se acomodó en el espacio restante. Todavía, el orador preguntó una tercera vez a su audiencia:

-¿Está lleno el tarro?

Los oyentes dudaban y no sabían ya que decir…aunque la mayoría pensaba que ya nada podía caber en el tarro.

Sin embargo, todavía sacó una pequeña jarra de agua y la vertió en el tarro. El agua empapó la arena hasta alcanzar el borde.

-¡Ahora sí, ahora el tarro está lleno!, concluyó el conferenciante. Y preguntó, ¿sabéis que es lo que os he querido decir con este pequeño experimento?

Todos esperaban la respuesta muy atentos, sin apenas pestañear.

Si no pones las piedras grandes primero, no podrás ponerlas en ningún otro momento. ¿Cuáles son las piedras grandes en tu vida? ¿Tu pareja, tus hijos, tu familia, tus amigos, tus sueños, tu salud? ¿O son tu trabajo, tu agenda, tus reuniones, tus viajes y comidas de negocios, el poder y el dinero?

La elección es tuya, pero recuerda poner las piedras grandes primero porque luego no encontrarás un lugar para ellas en tu tarro, en tu vida…

A veces pensamos que cuando acabemos este trabajo, cuando cojamos vacaciones, cuando ganemos dinero… ¡pararemos! Y que entonces será el momento de prestar atención a los nuestros, de jugar con nuestros hijos, de atender a nuestros padres o de prestar atención a nuestra vida de pareja. Pero la mayoría de las veces nos estamos engañando y después de ese trabajo llega otro, y después de ese ascenso querremos otro…y pasa el tiempo. Y nuestros hijos crecen, nuestros padres se hacen mayores, nuestra pareja se cansa de esperar…

Y tú, ¿qué piedras eliges poner en primer lugar en tu tarro? ¿Qué valores ocupan el lugar de las piedras grandes en tu vida?

Esta entrada tiene 3 Comentarios

  1. Jaiver Sanchez says:

    Woooaaoo!!
    Que lección mas tremenda… Gracias Luis por compartirnos eso, estoy seguro que nunca olvidare esto, y ya tengo ganas de aplicarlo y enceñarlo.

Deja tu comentario