social-rsssocial-fbsocial-twittersocial-linkedinsocial-youtube pint

Blog

¿Qué lugar ocupa la felicidad en tu vida?

Hace apenas una semana celebrábamos en todo el mundo el Día Mundial de la Felicidad. Una fecha que venimos conmemorando desde el año 2013, cuando Naciones Unidas decretó el 20 de marzo como el día más feliz del año. Fechas y celebraciones aparte, esta semana quiero dedicar el post a ese sentimiento, a la felicidad, al papel que juega en nuestras vidas, al lugar que ocupa en ellas, a lo que hacemos para conseguirla y a qué significa para cada uno de nosotros ‘ser feliz’.

el lugar de la felicidad

El 75% de los españoles se declara feliz dentro de los indicadores de la última encuesta sobre felicidad realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas. Pero, seguro que la felicidad no es lo mismo para todos ellos. En muchas ocasiones os he preguntado a través de las Redes Sociales o en esta misma página web, ¿qué es para vosotros la felicidad? Para unos, estar en compañía de vuestros seres queridos, para otros disfrutar de un trabajo que te llena, muchos os sentís felices cuando practicáis el voluntariado o cuando prestáis vuestra ayuda a algún familiar o amigo… En ocasiones, somos felices cuando leemos un buen libro o aprendemos algo nuevo. Lo que me parece más importante cuando hablamos de felicidad es que seamos conscientes de que todos somos capaces de crear nuestra propia definición de felicidad. Por eso es tan complicado definir la felicidad, ese sentimiento que nos llena, nos hace sonreír, nos alegra el alma y nos da una especie de alas con las que nos sentimos ligeros.

Y ahora, me gustaría que reflexionarais acerca del lugar que ocupa la felicidad en vuestra vida. Partiendo de que para cada uno de nosotros la felicidad está en una cosa. ¿Cuánto de felicidad hay en vuestro día a día? Porque, ¡os lo aseguro!, se puede ser feliz cada día de la semana. ¡Es posible! Sólo tenemos que proponérnoslo. ¿Cómo? Disfrutando de esos momentos que nos regala la vida. Al despertarnos y ver ese día soleado o la lluvia que da vida a la tierra, al recibir el buenos días acompañado de un beso de nuestros seres queridos o la sonrisa del vecino que se cruza contigo en la escalera. Podemos ser felices al notar la brisa en la cara o el aire helado que nos ayuda a despertarnos, aprovechando esos minutos de paseo hasta el trabajo o escuchando la radio con nuestra música preferida en ese atasco en el coche. O sentir la felicidad en la satisfacción del trabajo bien hecho, del deber cumplido… en el examen aprobado o en la tarea terminada. La felicidad está en cualquier cosa, en cualquier momento ¿te has dado cuenta?

Para ser felices tenemos que proponérnoslo. ¿Te animas a disfrutar de cada cosa, de cada momento, de cada logro, de cada enseñanza…? ¡Seguro que así nuestro índice de felicidad aumentará día a día!

Y esta semana quiero terminar este post con un cuento sobre la eterna búsqueda de la felicidad:

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena mientras pensaba:

– “Si tuviera un coche nuevo, sería feliz” – “Si tuviera una casa grande, sería feliz” – “Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz” – “Si tuviera pareja perfecta, sería feliz”

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una por una al mar cada vez que decía: “Sería feliz si tuviera…”

Así lo hizo hasta que solamente quedaba una piedrita en la bolsa, la cual guardó. Al llegar a su casa se dio cuenta de que aquella piedrita era un diamante muy valioso. ¿Te imaginas cuantos diamantes arrojó al mar sin detenerse y apreciarlos?

¿Cuántos de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros por estar esperando lo que creemos perfecto o soñado y deseando lo que no se tiene, sin darle valor a lo que tenemos cerca?

Mira a tu alrededor y si te detienes a observar te darás cuenta de lo afortunado que eres, muy cerca de ti está tu felicidad, y no le has dado la oportunidad de demostrarlo. Cada uno de nuestros días es un diamante precioso, valioso e irremplazable. ¿Qué tal si empezamos a disfrutarlo?

¿Empezamos a subir nuestro índice de felicidad? ¿Empezamos a disfrutar cada día? ¿Le damos a la felicidad el papel que se merece en nuestro día a día?

Esta entrada tiene 5 Comentarios

  1. Arturo says:

    Gracias Luis por animarnos constantemente a buscar la felicidad y por recordarnos los pequeños detalles que hacen que la vida tenga sentido.
    Personalmente pienso que la felicidad consiste en mantenerse ocupado con aquellas cosas que a cada uno le hagan feliz y que son diferentes para cada uno de nosotros pero no creo en la felicidad como un estado permanente.
    Muchísimas gracias y un fuerte abrazo!!!!

    • Luis Galindo
      Luis Galindo says:

      Muchas gracias a ti por formar parte de las personas que disfrutan de la vida y que comparten su visión de la felicidad. ¡Y a seguir ocupado en esas pequeñas cosas!

  2. Jesus Martinez Bielza says:

    Muchas gracias por estos momentos de reflexión Luis. Podria describir la felicidad de muchas maneras, por lanzar alguna diria que la felicidad es sentirse orgulloso de las cosas que hacemos cada dia, la consciencia de todo lo bueno que nos rodea (como bien relatas en este articulo). Un abrazo y gracias de nuevo

    • Luis Galindo
      Luis Galindo says:

      Muchísimas gracias a ti por compartir con nosotros tu visión de la felicidad. ¡Un abrazo!

Deja tu comentario