C¿Crees que ha llegado el momento de hacer un alto en tu vida?

Muchas veces, el ritmo frenético de nuestro día a día nos impide pararnos, pensar, reflexionar… Nos arrastran las obligaciones, el deseo de poseer cosas materiales, y nos olvidamos de lo que en realidad nos mueve, de lo que nos hizo comenzar, de nuestros objetivos. Llegamos, incluso, a olvidarnos de nosotros mismos. Esta semana me gustaría hablaros de reflexión y os quiero pedir que paréis y que realicéis un alto en vuestra vida. Os invito a buscar un espacio para conoceros un poquito más a vosotros mismos. ¡No importa si es durante el fin de semana o cuando llega la noche! Si preferís poneros a pensar de buena mañana, con la casa en silencio, o hacerlo mientras camináis por la ciudad. Lo que quiero, lo que busco, es invitaros a reflexionar sobre vuestra vida, vuestro día a día…

Y la primera pregunta que cada uno debe realizarse es: -¿Cuáles son tus objetivos? ¿Qué persigues en la vida?

Me resulta curioso que cuando realizo esta pregunta a mis amigos, a compañeros de trabajo, a las personas con las que tengo la suerte de compartir jornadas, cursos, conferencias o cuando hago esta pregunta en las Redes Sociales siempre, las respuestas mayoritarias, es que buscamos ser felices, vivir tranquilos, disfrutar de la familia, de los amigos, sentirnos gratificados por nuestro trabajo… Y me resulta curioso porque si luego observo la realidad veo algo muy diferente. A diario me cruzo con personas estresadas por su trabajo, con padres y madres que se culpan por no pasar el suficiente tiempo con sus hijos, con hijos que se lamentan porque hace meses que no visitan a sus padres, con parejas que no tienen un momento a solas para conversar, con personas, en definitiva, que se han olvidado de DISFRUTAR.

Y esta sería mi segunda pregunta: -¿A qué esperas para empezar a vivir? Un reciente estudio indica que el 51% de los trabajadores europeos sufre estrés en su trabajo. El estrés laboral es una de las principales preocupaciones de las empresas. La familia, la pareja, los amigos, nuestra vida personal sufre directamente las consecuencias de estas situaciones de estrés. Creo que es importante que hagamos ese alto en nuestra vida. Y nos paremos, pensemos y reflexionemos. ¡De verdad! ¡Con sinceridad! Que nos atrevamos a conocernos a nosotros mismos y que volvamos a fijarnos nuestros objetivos en la vida o a recordarlos.

¿Ser más feliz? ¿Estar satisfecho con el trabajo que realizamos? ¿Ver felices a nuestros seres queridos?

Preguntaros sinceramente si, de verdad, estáis enfocando tanto esfuerzo en esa dirección. Si es así, ¡enhorabuena! Probablemente estaréis disfrutando del viaje de la vida. Pero si no es así, si tanto esfuerzo no os conduce a vuestros verdaderos objetivos…

¿No creéis que es momento de pararse, de pensar, de reflexionar? ¿No creéis que ha llegado el momento de hacer un alto en el camino?