morguefile.com

morguefile.com

Me gusta septiembre. Algunos viven este mes como el comienzo de un nuevo año, como una segunda oportunidad que nos da el año para empezar de nuevo… Es el mes del nuevo curso, de la agenda en blanco para los estudiantes, el mes de los buenos propósitos. Te lanzo un reto: que comiences septiembre con mucha pasión, fijándote nuevas metas o retomando el camino que empezaste a recorrer antes de las vacaciones. Que te atrevas, que te apasiones por tu idea, por tu proyecto, por alcanzar esa meta…

Creo que septiembre es un buen momento para acabar de diseñar o de perfilar ese proyecto por el que luchar, en principio, durante el tiempo que queda de año. Sin miedo y con toda la pasión que llevas dentro. ¡Así es cómo tiene más posibilidades de salir adelante! Así que aprovechando este comienzo de curso, esa agenda en blanco ¿por qué no la estrenamos con ese proyecto, con esa meta, ese objetivo que ansiamos conseguir y que hasta ahora hemos dejado pendiente o no nos hemos atrevido a intentar? ¡Ve a por tus sueños, a por tus metas, persigue tus ideales…!

Como siempre digo: márcate objetivos ambiciosos, pero alcanzables y ¡ve a por ellos con pasión ycon constancia, sin desfallecer! Da el primer paso hacia tus sueños sin temor. No importa equivocarse, ni caer, ni tropezarse… ¡vuelve a levantarte y pon más pasión todavía si cabe en ese proyecto, en alcanzar ese objetivo!!! Qué se noten las fuerzas renovadas de este nuevo curso, de esta agenda en blanco que estrenamos con el mes de septiembre.

¿Te animas a fijarte una meta?  

Ese proyecto de trabajo pendiente, aprender ese idioma que se te resiste desde el colegio, empezar a cuidarte, retomar el hábito de leer o de escuchar música, dedicarte unos minutos al día sin estrés, reformar tu lugar de trabajo o tu casa, cambiar de profesión y hacer por fin eso que te gustaba desde que eras muy joven ¡qué sé yo! Lo importante es que tengas un objetivo y que vayas a por él.  Y si te apetece, ¡cuéntamelo! ¡Compártelo! Así tendrás un motivo más para perseguirlo…para no dejarte acobardar, para poner toda la pasión del mundo en alcanzarlo. Porque sólo hay dos formas de vivir la vida: Con pasión o con pasión.

Y te pido que no abandones los nuevos hábitos que has adquirido durante los días de descanso, los que te han hecho sentir bien, feliz, sereno…

-Dedica unos minutos al día a estar a solas contigo mismo.

-Haz ejercicio (no hace falta que te conviertas en un deportista de élite, puedes pasear, nadar, ir en bicicleta…). Seguro que te ayuda a tener más energía.

-Comparte tu tiempo con tu familia (escúchales, atiéndeles, ríe con ellos o dales consuelo). ¡Aunque sea un ratito, pero todos los días!

– Y por supuesto, no te olvides de los amigos porque siempre hay que sacar tiempo para ellos (¡te lo devolverán con creces!!!!).

Y tú, ¿cómo vives tu vida? ¿Cómo vives septiembre?