¡Va por vosotros! Hoy quiero prestaros este espacio a vosotros, a todas las historias y las frases que me llegan a través de mensajes en las Redes Sociales, en el mail o en el whatsapp ante la situación que todos estamos viviendo.

Y quiero comenzar con una de las historias dentro de esta cadena solidaria que me ha parecido digna de reproducir en este post:

“Cuando Japón donó suplementos médicos a China en el momento en el que el país atravesaba su momento más difícil por el Coronavirus, puso en las cajas un cartel pegado con un poema budista:

‘Tenemos diferentes montañas y ríos, pero compartimos el mismo sol, la misma luna y el mismo cielo’

Después, China envió mascarillas a Italia y colocó en las cajas un poema de Séneca:

‘Somos olas del mismo mar, hojas del mismo árbol, flores del mismo jardín’

Son muchas las empresas y particulares que están aportando su granito de arena para intentar ayudar en esta situación. Y son muchas las que acompañan sus aportaciones con alguna de estas dos frases que viajaron con el material médico en China.

Y he de decir que vosotros, a través de los mensajes que me enviáis en las Redes Sociales, también estáis contribuyendo a poner luz en este túnel que estamos transitando todos juntos. Ya os he dicho que quiero que este post sea vuestro, por eso voy a reproducir a continuación algunos de los mensajes que he recibido y que me han servido y me sirven cada día para reafirmarme en que somos un pueblo extraordinario, lleno de gente extraordinaria:

¡Merece la pena luchar! Vivir es el mejor regalo y hay que saber aprovecharlo.

Es una carrera de fondo. Hay que vivir cada segundo.

-Esto es un reto. Vivir y disfrutar de lo que tenemos sin plantearnos nada. Eso sí, agradeciendo y visualizando mientras miramos si hacemos falta fuera. Con amor…

-Esta prueba la vamos a pasar ¡y con nota!

Juntos saldremos…

De esta saldremos con más fuerza y engrandecidos de principios morales y honestidad

-Como no puede fallar la tripulación del barco, nosotros tampoco podemos fallar

-Intento pensar que siempre hay oportunidades y hay que ir a por ellas

-Todos necesitaremos un nuevo comienzo. Siempre habrá un mañana mejor

-A veces las tormentas no vienen para desordenar sino para ordenar…

-Y la vida continuará, con sus luces y sus sombras

Nos volveremos a dejar la piel…¡Vamos!

-Siempre hay que ir a más, a pesar de los duros momentos que estamos pasando

-Seguir con optimismo hacia adelante sin mirar por el retrovisor y aprender de los errores

-Es en la adversidad cuando los seres humanos tenemos que sacar la bondad, la solidaridad, la empatía, el amor…para hacer frente a todo ¡juntos podemos!

-La vida vale la pena, con sus momentos malos y buenos, porque de todo se aprende, cada éxito, cada fracaso, lo que hace es hacernos ser más cauteloso, más maduro, más fuertes, más positivos, (…) Nunca debemos acostarnos sin haber aprendido algo, ahora que estamos en casa… saquemos lo mejor de estos tiempos, retomemos esas conversaciones con nuestros hijos, con nuestras parejas y nuestros seres queridos… cocinemos ese plato delicioso que añorábamos comer, …saquemos lo mejor de esta situación

-Todos por un mundo mejor, hora de demostrar nuestro amor y fortaleza…¡saldremos!

-Cada piedra en mi camino servirá para construir mi fortaleza, no será fácil, pero el resultado valdrá la pena

Os aseguro que podría llenar páginas y más páginas con vuestros mensajes. Y me satisface tanto pensar que hay miles de Lolas, Isaacs, Marías, Antonios, Luises, Vanessas, Cristinas, Aracelis, Alfonsos… llenando los hogares de esperanza, de amor, de confianza y de fuerza.

¡Me siento tan orgulloso! Tan feliz porque todos sois una parte muy importante de mi vida y la llenáis a diario con mensajes de amor, solidaridad, cariño, esperanza…

Por eso, en esta ocasión, quería que fuerais vosotros los que escribierais este post. Porque creo que tenía que compartir todo lo que me aportáis a diario. Porque sois muy grandes y os animo a seguir contagiando con esa actitud a todos los que os rodean o con los que podéis comunicaros. Ya sabéis que siempre intento proponeros un reto al finalizar mi post. Pues bien, a los que ya estáis en esta corriente de tan maravillosa como la que os he mostrado en los mensajes anteriores, ¡os animo a seguir así! Y para los que todavía os cuesta, en lugar de un reto os lanzo una invitación:

¿Os unís a esta cadena de amor, solidaridad, fuerza y cariño?