social-rsssocial-fbsocial-twittersocial-linkedinsocial-youtube pint

Blog

¿Vives la vida con pasión?

morguefile.com

morguefile.com

Pasión, pasión y pasión. Esta semana quiero compartir con vosotros el aluvión de sensaciones positivas que experimenté al leer hace unas semanas la historia de César Bona, el maestro de Primaria español que se encuentra entre los 50 mejores profesores del planeta y que aspira a conseguir un premio que se ha equiparado con el Nobel de los docentes. La historia de César Bona es la de un apasionado de su trabajo: la educación infantil. Es el resultado de realizar un trabajo con ilusión y aprovechando la ilusión de los más pequeños. Porque este profesor de 42 años es un adulto que no ha querido abandonar la capacidad de ilusionarse de cuando era un niño y está motivado porque cada día disfruta compartiendo e incentivando la creatividad, la vitalidad y la imaginación de los niños. Es la historia de una persona enamorada de su trabajo, que ama lo que hace y que hace lo que ama. Y así ¿qué puede salir mal? Su candidatura a este premio viene avalada por multitud de logros, de proyectos realizados con niños de los denominados difíciles, con niños tímidos, con pequeños que no querían ir al cole…proyectos de respeto al medio ambiente, de respeto a los mayores, a los animales, a los diferentes… Me encanta leer historias como la de este apasionado de su trabajo porque me reafirman, me hace gritar todavía más alto que hay que poner el corazón en todo lo que hagamos. Y cuando leo la historia de Bona, recuerdo a profesionales que conozco a diario en mis charlas y conferencias, profesionales comprometidos con su empresa, directivos que confían en sus equipos humanos… ¡Y no importa el cargo que ocupen! Puedes ser profesor, dependiente, médico, arquitecto, policía, ama de casa, conductor…o piloto. ¿Recordáis la historia de ese comandante de Iberia y apasionado de la historia que aprovechaba sus viajes para narrar al pasaje los hitos históricos de los lugares que sobrevolaban? Era otro César Bona. Y os aseguro que somos muchos. Lo importante no es lo que hagamos sino hacer especial cada cosa que hagamos. Por eso, os invito una vez más a buscar lo que os apasiona y ¡hacerlo! A poner los cinco sentidos en ello, a disfrutar con nuestro trabajo, a ser de esas personas que han decidido vivir con pasión lo que hacen y que no esperan al fin de semana para disfrutar. César Bona eligió un día entre ser un maestro más o convertirse en ese profesor motivador que todos recordamos de nuestra niñez, ese que nos invitó a ser nosotros mismos, a seguir adelante con nuestra pasión…Y seguro que cada día, cuando regresa a casa, llega cansado ¡si!, pero feliz. Satisfecho del deber cumplido y con ganas, con muchas ganas de seguir trabajando por hacer realidad sus sueños. Y tú, ¿ya has encontrado lo que te apasiona? ¿Ya has decidido hacer especial cada cosa que hagas?

Esta entrada tiene 1 Comentario

  1. Argentina says:

    Hola Luis, soy tu nueva seguidora. Encuentro en tus líneas algunos de mis pensamientos que intento mostrar diariamente. Tus ideas me enseñan y afirman. Gracias!
    Considero que una buena escuela son los fracasos. Aunque no tuve grandes fracasos o pérdidas, me enseñaron a vivir apasionadamente. A poner el alma y los sentidos en el día a día; así, aunque los resultados no hayan sido los mejores, hice todo lo posible por lograrlo.
    Gracias… gracias…. Me estás ayudando a abrir mi cabeza!!

Deja tu comentario